Las temperaturas altas hacen del jardín el sitio perfecto para disfrutar del buen comer y buena compañía, incluso con la temperaturas que tenemos se puede gozar de la terraza por la noche también. En mayo tuvimos que hacer varios viajes por trabajo o familia, pero ahora estaremos plantados en Lastanosa para atenderos ininterrumpidamente en lo que queda de año.

 

Rosendo con su familia y nosotros

Aprovechamos viajes a Barcelona para cargar de pescado salvaje del mediterráneo.

Ramón vino con su mujer y amigos desde las tierras del Cinca para probar nuestras delicias.

Siesta en la cama chillout.

Carlos reservó y vino con su mujer (la siestera), su cunada y amigos Santiago y Manuel.

Vinieron de propio de Huesca para comer aquí, que siempre nos da mucha satisfacción.

Una despedida de solteras tranquila: Yoli y Marité invitaron a Piluca antes de su boda.

Las chicas en la mesa

Otros que vinieron de propio, en ese caso desde Monzón. Joaquín con su mujer, amigos y sus hijos.

Con el cocinero.

En lo que podemos, utilizamos hortalizas y verduras cogidas de nuestro propio huerto.